miércoles, 18 de enero de 2017

Philips PerfectCare Aqua Pro


Lo que sin duda más me ha impactado en este centro de planchado es el diseño. El LED le da un toque muy chulo, va en modo pulsación hasta que permanece fijo para indicar que el vapor está listo.

Además de la estética, también hay otras características de nota. En primer lugar, no hay termostato ni selección de temperatura ya que dispone de tecnología óptima TEMP, que selecciona la temperatura adecuada a cada tejido automáticamente. Cambia de temperatura solo, lo que le permite cambiar de seda a algodón y viceversa sin ningún problema.

Durante el planchado incluso podemos dejar la plancha en la tabla, sin peligro que se queme nada.. No entiendo exactamente cómo funciona pero lo hace de maravilla.
Al final sólo hay un botón debajo de la empuñadura para controlar el vapor, lo que la hace super sencilla.

La presión del vapor es muy potente y fluida, 6.5bar. Mientras que hay una continua de vapor de 120 g / min. La inyección de vapor ideal para las arrugas más rebeldes, de 400 g / min, se activa pulsando dos veces el botón de vapor. Para detenerlo, pulsamos el botón de nuevo. Podemos activar el modo Turbo pulsando y manteniendo pulsado durante 5 segundos el botón de encendido / apagado hasta que la luz se vuelve blanca.

El depósito es de 2,5 l., lo que permite planchar un montón de ropa, en mi caso que somos dos, me da para 3 tandas o días.

La plancha es muy práctica y pesa muy poco (aproximadamente 800 g), tal vez se nota muy ligera, que hace que al principio ejerzamos mayor presión durante el planchado lo que no es nada necesario.

Por otra parte, que sea tan ligera, la hace perfecta cuando planchamos en vertical.
Cuando no está en uso, se fija a la base a través del sistema de bloqueo, El cableado de la plancha, recubierto de hilo para que no se enrede, queda guardado alrededor del centro de planchado en la base, mientras que el cable de alimentación va suelto.

Todo el pack pesa unos 4,2 kg. Es recomendable realizar una descalcificación según el uso. Obviamente no he hecho esto aún, pero las instrucciones son muy simples.

Por último decir que tiene modo de reposo y eco.




Las cosas que no me han convencido:

- No me convence el sistema OptimalTemp, no entiendo cómo se puede pasar de la seda al denim y viceversa, sin perder efectividad en lel planchado.

- Es cierto que al ser tan ligera evita que el planchado llegue a ser excesivamente cansado, pero la plancha se ve demasiado frágil, que seguro no lo es, pero da esa impresión.

- La placa base esta diseñada al milímetro y cuando coloco la plancha en ella, tengo que poner mucho cuidado para acertar en el hueco, sino se caería.

- El sistema de admisión de la caldera hace mucho ruido (como una cafetera Nespresso).

- Solo un botón para activar los diferentes impulsos de vapor, yo hubiera preferido un segundo botón arriba para el pulgar y así elegir los tipos de impulso

- El depósito no se desmonta para vaciarlo en el fregadero, entonces estamos obligados a utilizar un contenedor externo para el transporte del agua.



En conclusión, este centro de planchado es genial, su diseño ultra moderno me gusta muchísimo y no puedo dar menos de 5 estrellas. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario